Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
SharePoint
Blog

revista

ago. 03
Actualidad del mundo médico

Proteína tau y alzhéimer


Un estudio realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Baylor en Houston y publicado en la revista Cell Reports, muestra cómo la proteína tau afecta la actividad de los transposones (pequeñas secuencias de ADN que generalmente están dormidas, pero que se pueden copiar a sí mismas e insertarse en el genoma) haciendo que se alteren y causando la degeneración y posterior muerte neuronal. Este estudio ofrece una nueva visión para comprender los mecanismos de la enfermedad de alzhéimer y puede abrir la puerta a nuevos procedimientos para evitarla o tratarla.

Fuente: Cell Reports. DOI: https://doi.org/10.1016/j.cel- rep.2018.05.004; publicado el 5 de junio de 2018.

Presión sanguínea, clave para sobrevivir a un ictus


En el mundo, más de 17 millones de personas padecen un accidente cerebrovascular, siendo esta una de las principales causas de mortalidad global y uno de los factores asociados a discapacidad. Sin embargo, alrededor de 33% de las muertes de personas que habían sobrevivido alguna vez a uno de estos eventos podrían evitarse simplemente manteniendo su presión sanguínea por debajo de 130/80 mm Hg, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad Médica de Carolina del Sur y publicado en el Journal of The American Heart Association. Más de la mitad de todos los accidentes cerebrovasculares pueden atribuirse a una presión arterial alta y descontrolada y por ello, en pacientes que ya lo hayan padecido, se debe enfatizar la importancia de cumplir estrictamente con los tratamientos, cuidar la alimentación y realizar actividad física.

Fuente: Cell Reports. DOI: https://doi.org/10.1016/j.cel- rep.2018.05.004; publicado el 5 de junio de 2018.

Ojo al zika en recién nacidos


Un estudio realizado por investigadores de Isis Nem de Oliveira Souza, de la Universidad Federal de Río de Janeiro, publicado en la revista Science Translational Medicine, sugiere que la infección del Zika en niños lactantes puede provocar convulsiones, déficits a largo plazo en la estructura y el comportamiento del cerebro y una función motriz y fuerza muscular reducidas, que pueden persistir hasta la edad adulta. Sin embargo, el estudio también señala que la inhibición de una proteína de señalización (TNF-α) puede reducir la gravedad de ciertas anomalías cerebrales. La investigación fue realizada en ratones recién nacidos, por lo que aún faltan estudios que confirmen los resultados en humanos. Aun así, los expertos en epidemiología hacen énfasis en la importancia de proteger a los más pequeños con mosquiteros y protectores para evitar el contagio.

Fuente: Science Translational Medicine. DOI: 10.1126/scitranslmed.aar2749; publicado el 6 de junio de 2018: vol. 10, edición 444.

Cifras del VIH en Antioquia


  • En Medellín el incremento de pacientes ha sido de 133% de 2013 a 2017.

  • En 2016 se reportaron 1.189 enfermos.

  • En 2017 se reportaron 1.430 enfermos.

  • 53,3% de los infectados son heterosexuales

  • En 2017 los municipios con mayor tasa de infectados fueron:

  • 1. Caracolí 88 por 100.000 habitantes.

  • 2. Montebello 84 por 100.000 habitantes.

  • 3. Sabaneta 82,7 por 100.000 habitantes.

  • 4. La Pintada 77,5 por 100.000 habitantes.

  • 5. Olaya 60,4 por 100.000 habitantes.

  • Según la internista e investigadora sobre sida Ángela María Tobón Orozco: 40% de los infectados por VIH no son conscientes de serlo. Y solo 28% de los enfermos de VIH diagnosticados reciben tratamiento.

ago. 03
Plan Vive, un seguro de vida

¿Ya conoces nuestra nueva sede de la 33?

Fuente: Guillermo Gaviria Sanín. Gerente suscriptor Vida y A.P.

ago. 03
El valor del entretenimiento

Likes para sobrevivir

“Habitamos el ocio productivamente, crece el tiempo que invertimos en pasarla bien y cada vez consumiremos más cosas que nos hagan felices. Seremos juzgados por cuán entretenidos la hemos pasado”, afirma Ómar Rincón.

Así, aparecen términos como maratón –que describe las horas dedicadas al consumo de una serie sin la dependencia de los horarios– o la expresión fear of missing out o el miedo de estarse perdiendo de algo importante debido a la multiplicación de plataformas, la necesidad de consumir lo que resulta tendencia, la masificación de relatos globales y el incremento de tiempo en la generación o consumo de contenidos. Solo YouTube es alimentado con más de 400 horas de video por minuto en el mundo.

Sin embargo, para Mauricio Velásquez, docente de la Universidad Eafit, una de las consecuencias consiste en que “en vez de expandirse, los universos narrativos se están comprimiendo. Se están multiplicando los mismos tipos de historias y la web termina por ofrecer lo mismo con distinto empaque”.

En síntesis, los productos de entretenimiento deberían lograr:

  • Motivar preguntas.

  • Conmover.

  • Promover la empatía o la sensibilidad frente a la situación de otros.

  • Generar explicaciones para entender lo que sucede en el mundo.

  • Cultivar el sentido del humor.

La televisión en Colombia

1954: 3 horas y 45 minutos duró la primera emisión de la televisión pública en Colombia.

1979: unas palabras del Presidente de la República, Julio César Turbay, emitidas desde el Palacio de Nariño, dieron paso a la primera señal de televisión en color.

1984: Hildebrando, basada en el libro de Jorge Franco Vélez, ha sido uno de los seriados másfamosos desde el nacimiento de Teleantioquia, el primer canal regional del país.

1987: con cuatro canales codificados –Familiar, Deportes, Cine e Internacional– inició la televisión por suscripción.

1998: Yo soy Betty, la fea es la novela más exitosa de todos los tiempos según los Guinness Records, estrenada un año después de la apertura de los dos nuevos canales privados: RCN y Caracol.

2011: de 45.000 suscriptores a más de 500.000 pasó Netflix desde su lanzamiento.

“Hoy no se juzga solo al entretenimiento como una expresión de la cultura. La docencia, el amor, el turismo, la moda, la filosofía… todo debe entretener”. Ómar Rincón

¿De qué forma se entretiene usted? Cuéntenos.

ago. 03
María Mulata: llorar cantando
ago. 03
Lo bueno y lo malo de las cremas dentales

A la hora de escoger una u otra crema es importante saber si realmente es buena, si es cierto lo que promete y cómo usarla. Entérese de más datos a continuación.

Lo fundamental en la limpieza de los dientes es la técnica en el cepillado porque desorganiza la placa bacteriana que se va formando sobre dientes y encías, evita los ácidos que facilitan el daño al esmalte y que causan la aparición de caries, manchas en los dientes y mal olor. Por su lado, la seda dental sirve para remover todos los restos de comida que quedan entre los dientes y que no son accesibles para el cepillo.

¿Para qué la crema?

Lo más importante en ella no es ese sabor que nos hace sentir frescos por un buen tiempo, de hecho, este sabor puede ser un arma de doble filo: utilizar mucha crema pero cepillarse mal no significa limpieza.

Lo que sí es fundamental en la crema dental es el flúor, un mineral tan importante en la salud dental general que muchos países lo agregan al agua potable para hacer una prevención masiva contra la caries en su población.

El flúor mínimo recomendado en las cremas para adultos es entre 980 y 1.200 partículas por millón, aunque lo más usual es que tengan alrededor de 1.500 partículas por millón. Sin embargo, muchas veces la cantidad de flúor no se expresa en la etiqueta, una forma de saberlo es recordar que, por regulación internacional, en las etiquetas los ingredientes aparecen en línea descendente, primero los que se encuentran en mayor cantidad y luego los que tienen menor cantidad. El flúor debe estar entre los primeros.

Otros beneficios de la crema dental


  • Micropartículas (de sílice, arena): ayudan a desorganizar las colonias bacterianas y a limpiar la película adquirida, además, con el cepillado se barren los pigmentos y materiales que pueden causar manchas dentales. La película es una capa muy adhesiva formada por agua y proteínas que recubre permanentemente los dientes y solo se remueve con una profilaxis profesional, aunque inmediatamente se forma de nuevo.

  • Triclosán: agente antimicrobiano que disminuye el crecimiento de las colonias bacterianas que pueden generar caries, en especial la bacteria Streptococcus mutans cuyo producto de deshecho son moléculas que se traducen rápidamente en pigmentos que manchan los dientes. Este triclosán protege por doce horas contra estas bacterias.

  • Arginina: aminoácido esencial que ayuda a la reparación del esmalte en forma rápida al mejorar la disposición del flúor.

  • Xilitol: es un azúcar alcohol o polialcohol que se utiliza como edulcorante, pero que además ha demostrado en algunos estudios mejorar la salivación y por lo tanto la fijación del calcio y el fosfato en los dientes, disminuir la adherencia a la película adquirida y mejorar el recambio mineral.

Para tener en cuenta


  • Las cremas dentales no son blanqueadoras, sino que tienen partículas que se incrustan y sellan las porosidades del esmalte, de forma que el diente refleja más luz y se ve más luminoso, más “blanco”. Se trata de un efecto óptico, no de cambios fisiológicos en los dientes. El único compuesto conocido que realmente genera un blanqueamiento dental y que solo debe utilizarse a nivel profesional es el peróxido de hidrógeno. Su uso repetido puede llevar al envejecimiento celular prematuro y al deterioro del diente volviéndolo menos resistente y con menos capacidad adaptativa a lesiones, presiones o caries.

  • Hay dos tipos de sensibilidad dental y dependiendo del diagnóstico se debe utilizar un tipo de crema u otro. Por eso, aunque sean de venta libre, lo ideal es que sean recomendadas por el odontólogo.

  • El esmalte dental es uno de los tejidos más duros del cuerpo humano y se encuentra entre el nivel 5 y 6 de la escala de dureza. El bicarbonato tiene una dureza similar y mal utilizado puede desgastar el esmalte. Otro factor para tener en cuenta es que, aunque el diente natural se considera bastante duro y resiste la mayor parte de las cremas comerciales, los dientes con restauraciones o las prótesis dentales son de materiales que sí pueden verse afectados y deteriorados por la abrasión o los componentes de cremas demasiado abrasivas. La recomendación es solo utilizar cremas “especiales”, o demasiado abrasivas bajo supervisión de un odontólogo y por el tiempo que él lo recomiende.

  • Las cremas dentales están enfocadas en el cuidado de los tejidos dentales, pero se olvidan de los tejidos blandos de la boca. Frente a cualquier irritación, descamación o reacción adversa, es mejor consultar con el odontólogo.

Cremas para los niños


Lo más importante es un buen barrido mecánico, un cepillado que mantenga a raya la placa bacteriana y el uso de la seda dental. Lo ideal son tres cepillados al día, controlar el consumo de carbohidratos y visitar periódicamente al odontólogo para la revisión, la aplicación del flúor y la detección de caries en estadios tempranos. El flúor es fundamental si el niño duerme con el tetero en la boca o cuando entran a guardería y ya no hay forma de certificar su higiene oral y su ingesta de comida. Ayuda a remineralizar los dientes y evitar la caries. Las lesiones de mancha blanca o el sangrado de encías son síntomas de que se necesita un mayor cuidado en el lavado y posiblemente un refuerzo de flúor.

La Academia Americana de Odontopediatría sugiere que el cepillado inicie desde que sale el primer diente, con una crema que tenga entre 980 a 1.100 ppm. Sin embargo, continúa el riesgo de que haya una sobredosis de flúor que afecta la estructura de los dientes definitivos, ocasionando que se formen dientes hipomineralizados, muy porosos, débiles, poco resistentes frente a la caries, con un aspecto un poco más oscuro y con manchas blancas como si fueran nubes.

Una buena recomendación es lavarse con cepillo seco. De esta forma, no se hace tanta espuma y se requiere más barrido. Por lo tanto, los dientes queden más limpios.

Fuente: Sebastián Muñoz Zapata. Periodoncista.
María del Pilar Eguilior Pérez. Odontopediatra.

ago. 03
Algunos datos y curiosidades de los aceites

Tipos de grasas


Los aceites vegetales suelen ser más saludables que los animales. De hecho, el que sean líquidos es muestra de que son grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, ya que las saturadas, tanto animales como vegetales, son sólidas.

Se tiene claro que las grasas monoinsaturadas (oliva, aguacate, almendra) y poliinsaturadas (maíz, soya, girasol y canola) son beneficiosas porque ayudan a aumentar el HDL o colesterol “bueno” y a barrer el LDL o colesterol “malo”, pero lo que muchos no saben es que las grasas saturadas (coco, palma) también son fundamentales en el metabolismo, ya que hacen parte en el proceso del equilibrio regulador del metabolismo de las proteínas. Eso sí, en bajas cantidades. Las grasas saturadas no deben exceder 2 % del total de las grasas consumidas.

Las poliinsaturadas son más aptas para freír porque resisten más temperatura sin deteriorarse. Por eso se recomienda no utilizar aceite de oliva para ello, sino de maíz, soya, girasol o canola y luego adicionar el aceite de oliva para que le dé al plato su sabor característico.

El aceite de palma y coco dan muy buen sabor a los alimentos, pero son muy saturados y pueden contribuir al aumento del LDL. Los snacks de paquete, como las papitas fritas o los platanitos, suelen estar preparados con aceite de palma, tanto por economía como por los beneficios organolépticos en sabor y en textura. La recomendación: consumirlos con moderación.

Aspectos a tener en cuenta


  • 1. La temperatura: difiere para cada aceite. Hay que mantener la temperatura estable para favorecer que los alimentos absorban menos grasa.

  • 2. Humedad: los alimentos contienen agua y si el aceite está muy frío, esta hace que los ácidos grasos se rompan y el aceite se deteriore, se torne rancio y cambie de color. Por eso es mejor que el aceite esté bien caliente para que el agua se evapore antes de dañarlo y los alimentos queden crujientes y deliciosos.

  • 3. No reutilizar más de dos veces: es mejor utilizar poca cantidad de aceite para freír que reutilizarlo varias veces.

  • 4. Mejor 100%... que mezclas: las mezclas pueden haber sido sometidas a hidrogenación, pueden contener aceites de calidad variable y no se tiene claro cuánta temperatura resisten sin deteriorarse.

  • 5. Mejor vírgenes que refinados: los refinados generalmente se han sometido a procesos de hidrogenación que cambian las características y composición de los ácidos grasos, deteriorándolos. El único beneficio de los aceites refinados es que pueden tener mejor color y apariencia.

  • 6. No todos para todo: hay aceites para repostería, aceites para freír, aceites para aderezos o para mayonesas. Depende de las temperaturas que resistan sin deteriorarse.

  • 7. Añadir frío: lo ideal sería añadir el aceite o la grasa a las sopas o a las comidas calientes (a menos que sean fritas) al final de la preparación, ya que esos cambios de temperatura son los que deterioran la calidad nutricional del aceite.

Los aceites pueden aromatizarse con hierbas, pimienta, ajo o ajíes, pero hay que tener especial cuidado en que estos estén muy secos para que no se deteriore el aceite y ser estrictos en la limpieza para evitar el crecimiento de la bacteria Clostridium botulinum (bacteria botulínica).

¿Conocía estos datos y curiosidades del aceite?

ago. 03
Una mirada a las residencias especializadas para mayores

Una vida completa


¿Qué necesita una persona mayor para ser feliz? Lo mismo que otra a cualquier edad: además de alimentos, medicamentos, prevención de riesgos y cuidados físicos, necesita respeto, dignidad, afecto, moverse, hacer ejercicio, disfrutar de actividades que promuevan su cognición, contacto con otros seres humanos, tener un lugar en el mundo, responsabilizarse de su bienestar y tener un proyecto de vida. Y esto es tan posible y tan necesario a los veinte como a los setenta. Contar con actividades y planes que nos inspiren y que nos den razones para levantarnos cada día, porque cada día es un día más para crecer y expresar lo que somos en este mundo.

Acumular años no implica necesariamente retirarse del mundo, marginarse ni estar enfermo. Aunque hay cambios y algunas personas experimentan deterioro en algunas de sus capacidades y requieren algunas condiciones especiales que les ayuden a ser funcionales, la vida continúa y debe vivirse con dignidad y de la mejor manera posible hasta el último instante.

Una residencia, ¿sí o no?


En la medida en que el tiempo pasa y las condiciones personales se modifican, se requiere proveer con frecuencia compañía y cuidados específicos. Si el entorno, la estructura de la casa, las personas involucradas, la vecindad o el círculo social cercano son adecuados, el hogar puede ser el mejor lugar. Sin embargo, si se vive en una casa llena de escaleras y obstáculos, rodeada de calles difíciles de cruzar, entonces las condiciones de seguridad no permiten que la persona mayor salga y se gestione sola; si las distancias geográficas llevan a que cada vez sea más difícil contar con la compañía de amigos y realizar las actividades que se disfrutan, y si la vida se convierte en una serie inagotable de “no se puede”, en dejar de hacer y disfrutar y en confinarse en un hermoso espacio, pero solitario, es el momento de pensar en una residencia para personas mayores, especializada.

La persona mayor debe continuar ejercitando la esfera cognitiva, la esfera física, las habilidades sociales y las capacidades funcionales y si esto no es posible en su hogar, hay que proveerlo fuera de él.

Para las generaciones de más de cuarenta años, hablar de residencia para personas mayores trae a la mente la imagen del antiguo ancianato, un lugar confinado donde se va a pasar los días sin mayor esperanza, espacio en el que se pierden la libertad, la individualidad, el derecho a decidir y a autodeterminarse, donde se pierde el derecho y el deber de disfrutar la vida.

Sin embargo, el concepto de residencia especializada ha evolucionado y se tiene claro que debe ser fundamentalmente un espacio de vida en el que se cuenta con la posibilidad de compartir cada momento con personas afines, pero con el cuidado y presencia de personal especializado en el cuidado y acompañamiento en el desarrollo del proyecto de vida.

La decisión de buscar una residencia especializada, generalmente se toma en tres casos:

  • 1. Cuando una persona ya no puede hacerse cargo de sí misma porque ha perdido sus capacidades físicas o mentales, o ambas, y es difícil para quien lo ayuda darle los cuidados necesarios y garantizarle una buena calidad de vida en casa.

  • 2. Cuando la persona comienza un deterioro cognitivo (demencia) y ella misma y su familia optan por una residencia para personas mayores en la que obtendrá todos los cuidados y una mejor calidad de vida.

  • 3. Cuando una persona voluntariamente lo decide porque lo ve como la mejor opción para ella y sus seres queridos en esta etapa de la vida.

Qué buscar


Encontrar el lugar correcto resulta fundamental para garantizar que se logren los objetivos de mantener o mejorar la calidad de vida y la funcionalidad de la persona y de su familia. Es un gran beneficio para todos. Hay varios aspectos que debe cumplir una buena residencia para personas mayores:

  • Que cuente con personal especializado. Personas formadas y entrenadas en la atención integral a la persona mayor, que sepan cubrir las necesidades biopsicosociales y espirituales del adulto mayor, dando un manejo integral del mismo.

  • Que cumpla las normas nacionales y regionales en infraestructura, seguridad y calidad, definidas para estos centros. Espacios amplios y suficientes para sus actividades diarias, iluminación adecuada y ventilación natural, eliminación de obstáculos y barreras que generan riesgo de caídas, dotación de accesorios y diseños estructurales que facilitan las actividades de la vida diaria y disminuyen los riesgos y promueven la independencia.

  • Respaldo. Es importante contar con el apoyo de una institución sólida.

  • Que haya calidad humana. Personas que buscan el bienestar de la persona mayor, mantener su funcionalidad y calidad de vida.

  • Que se le oriente y acompañe para construir y seguir desarrollando su proyecto de vida. Porque es tan importante tenerlo a los veinte años como a los noventa.

  • Que se enfoque en atención centrada en la persona. Es decir, que se planeen y desarrollen las actividades de la residencia de acuerdo con las necesidades de los residentes; se respeten su dignidad y sus creencias, se promuevan su autonomía e independencia y se mantenga su derecho a tomar decisiones.

  • Que se considere su estado de salud de manera individual, buscando siempre la funcionalidad y la calidad de vida como el mejor resultado posible, mediante actividades de estimulación cognitiva, física, social.

Las residencias especializadas para mayores son espacios para ganar calidad de vida y funcionalidad, desarrollando un proyecto de vida.

¿Qué le parecen estos espacios para que las personas mayores tengan una mejor calidad de vida? Déjenos su opinión.

Fuentes: Jaime Posada Arango. Gerente de Hábitat.
Juan Carlos Moreno. M. D. Director de Asistencia y Bienestar Hábitat.
Paola Idárraga Ocampo. Directora Comercial Hábitat.
Camila Arango Restrepo. Psicóloga Hábitat.

ago. 03
Verdades y mitos del gluten
  • 1. El gluten es una proteína que se encuentra en la semilla de cereales como el trigo, la cebada, el centeno y posiblemente la avena. Está compuesto de gliadinas y gluteninas, que les confieren a las preparaciones con estos cereales las propiedades de elasticidad y extensibilidad, es decir, que la masa crezca y sea esponjosa. El gluten representa 80 % de las proteínas presentes en el trigo.

  • 2. En forma natural el gluten solo está en estos cereales, pero por las propiedades de elasticidad y extensibilidad, la industria alimentaria lo agrega a muchos comestibles para facilitar su fabricación y mejorar su palatabilidad. El rango de alimentos procesados y fuentes que contienen gluten es enorme e incluye desde los panes horneados industriales hasta el café soluble, las hostias de consagrar, los caldos de gallina, las cervezas, la salsa de soya, algunos cosméticos, medicamentos, suplementos vitamínicos y muchos más.

  • 3. La intolerancia al gluten se manifiesta con síntomas como diarrea, dolores de estómago, irritabilidad, depresión, dolores en las articulaciones, problemas de coordinación, fatiga, pérdida de peso, problemas en la piel y en algunos casos, infertilidad y osteoporosis. A nivel fisiológico, esta intolerancia o enfermedad celiaca genera una inflamación en la mucosa del intestino delgado, se aplanan las vellosidades que lo recubren y esto dificulta la absorción de macro y micronutrientes, de allí el cansancio permanente. En niños, los síntomas pueden ser diarreas, dolores de estómago, vómitos, hinchazón, irritabilidad, cambios bruscos de humor, introversión, pérdida de atención e interés, problemas de crecimiento, llagas en la boca, erosión del esmalte dental, pelo frágil, coagulopatías y problemas sanguíneos.

  • 4. Existe la alergia al gluten, pero es una condición diferente a la enfermedad celiaca, pues la alergia es una reacción extrema del sistema inmunológico hacia elementos o sustancias que percibe como peligrosas, pero que realmente no lo son.

  • 5. Cuando tanto los exámenes de intolerancia al gluten como los de alergia son negativos, pero la persona se siente mal cuando consume gluten, se habla de sensibilidad o susceptibilidad al gluten. Es diferente a la enfermedad celiaca porque puede ser pasajera y no daña las vellosidades del intestino delgado.

  • 6. La enfermedad celiaca es una enfermedad autoinmune con un alto componente genético que puede desatarse en cualquier etapa de la vida. Alguien con un familiar de primer grado (padres e hijos) o gemelo con intolerancia al gluten puede desarrollar enfermedad celiaca. También tienen mayor riesgo personas con antecedentes familiares de diabetes mellitus tipo 1, enfermedad autoinmune tiroidea, enfermedad autoinmune hepática, síndrome de Down, alteraciones en la permeabilidad del intestino delgado o que tengan inmunosupresión. Los factores ambientales e inmunológicos también son determinantes en el desarrollo de la celiaquía. Las dietas altas en gluten y otras enfermedades autoinmunes pueden llevar a una enfermedad celiaca.

  • 7. Los síntomas de la enfermedad celiaca son bastante evidentes: diarrea, vómito, pérdida de peso, cansancio. Sin embargo, la enfermedad celiaca solo se puede diagnosticar por medio de análisis de sangre donde se busca la presencia de anticuerpos antigliadina, antiendomisio y antitransglutaminasa tisular y una biopsia que revele si hay daño en las vellosidades intestinales.

  • 8. Fuera del malestar gastrointestinal permanente y el cansancio, la enfermedad celiaca genera que fisiológicamente las vellosidades del intestino delgado se aplanen, afectando la absorción de nutrientes (con la pérdida de peso, cansancio y los problemas de regeneración de tejidos que esto conlleva) y volviendo el intestino más poroso, lo que da pie a que lo colonicen bacterias y organismos patógenos y esto puede llevar a condiciones más graves, incluyendo un cáncer.

  • 9. La enfermedad celiaca no se cura, pero sí se puede mejorar de forma que no deteriore la calidad de vida de la persona. El tratamiento básico es el cambio en la alimentación y evitar cualquier medicamento, cosmético o preparado que contenga gluten. La recuperación fisiológica del intestino delgado depende del daño causado antes de comenzar el tratamiento.

  • 10. Una dieta libre de gluten implica inclinarse hacia una comida menos industrializada, menos procesada. Se requiere eliminar trigo, cebada, centeno y avena, pero se pueden reemplazar estas harinas por maíz, papas, yucas, arroz, amaranto, trigo sarraceno, quinua, soya y buscar también los carbohidratos naturales de las frutas y verduras. Todos los alimentos que tengan una etiqueta es porque tienen algún tipo de procesamiento y resulta bastante frecuente que contengan gluten o trazas, que, por pequeñas que sean, desencadenan la misma reacción fisiológica. Por eso, siempre se deben leer para evitar el riesgo.

  • 11. Cualquier persona que elimine carbohidratos de su dieta bajará de peso, pero esto lo logra no por la eliminación del gluten, sino del carbohidrato en sí mismo. Es decir, que si elimina la miel, la mantequilla, los bocadillos y las gaseosas (todos ellos sin gluten) bajará de peso, de la misma forma que si elimina el pan de centeno, las galletas de avena y las salsas bechamel a base de trigo.

  • 12. Una persona no celiaca no se beneficia de una dieta libre de gluten, sería una privación innecesaria de una fuente de alimentación valiosa y rica. Alrededor de esta proteína hay muchos mitos, se dice que favorece el alzhéimer y deteriora la capacidad cognitiva, pero no hay evidencia científica que las respalde. Lo que recomiendan los especialistas es hacer una prueba de dos o tres días en que no se consuman alimentos con gluten y se observen las reacciones corporales. Si se ve mejoría en la percepción general, en la digestión, en la claridad mental puede ser que haya realmente una susceptibilidad al gluten o a alguno de los compuestos que ya no se están consumiendo, como conservantes, colorantes o químicos de algún alimento procesado.

  • 13. La dieta libre de gluten es apta para deportistas, pero debe estar equilibrada, que incluya todos los carbohidratos extra que requieren. Esto puede ser en principio un reto, ya que muchos de los alimentos básicos contienen gluten: pan, pasta y la mayoría de los cereales de desayuno. También se debe controlar que obtengan el contenido suficiente de hierro y fibra, ya que muchos de los alimentos que los aportan también tienen gluten. Algunas fuentes de fibra libres de gluten pueden ser: frutas, verduras, legumbres, lentejas, salvado de arroz, arroz, frutos secos y semillas.

Recomendaciones para celiacos


  • Destinar áreas, utensilios o equipos separados para la preparación de alimentos, o realizar una limpieza profunda luego de que se usen ingredientes que contengan gluten.

  • Centrar la alimentación en productos naturales y frescos.

  • Tener un consumo alto de cereales libres de gluten, frutas y verduras, garantizando un buen aporte de fibra.

  • Reemplazar los aderezos por hierbas frescas, sal y pimienta.

  • Almacenar las harinas de trigo, cebada o centeno separadas de las harinas libres de gluten.

  • Revisar muy bien el menú y los ingredientes de las comidas que se consumen por fuera del hogar.

  • Leer cuidadosamente la etiqueta nutricional y la lista de ingredientes de los productos procesados.

Al comer más natural y menos alimentos procesados y con químicos, las opciones de ingerir sin querer “trazas de gluten” disminuyen y la salud se beneficia.

ago. 03
La importancia de la inteligencia emocional en nuestra vida

Ventajas de una inteligencia emocional desarrollada


Según un estudio escrito por el psicólogo de la Universidad de New Hampshire John D. Mayer y publicado en el Annual Review of Psychology, la inteligencia emocional está relacionada con:

  • Mejores relaciones interpersonales en niños y adolescentes y menor incidencia de comportamientos antisociales o desviación de la normativa social.

  • Mejores relaciones en adultos, una mejor autopercepción, mayor seguridad en las habilidades sociales y menor agresividad y problemas de interrelación social y de pareja.

  • Las personas con mayor inteligencia emocional son percibidas positivamente por los otros. Son personas más agradables, con mayores habilidades sociales y empáticas.

  • Mejor desempeño y resultados académicos.

  • Mejor capacidad de negociación y habilidades relacionales en el trabajo. Dinámicas sociales más productivas y positivas.

  • Mayor salud mental. Mayor satisfacción con la propia vida, mejor autoestima, menor grado de inseguridad y menores tasas de depresión. Se le relaciona, además, con menos tendencia a comportamientos riesgosos, abuso de sustancias y mayor cuidado personal.

  • Mayor capacidad de adaptación a las circunstancias actuales.

Tips para mejorar la inteligencia emocional


  • Observar las propias reacciones en diversas circunstancias y frente a diferentes personas. ¿Escucho? ¿Me guío por estereotipos? ¿Prejuzgo?¿Quiero llamar la atención?

  • Autoevaluarse. Los quiz de inteligencia emocional pueden ser una forma de comenzar a conocerse.

  • Aceptarse honestamente con las propias fortalezas y debilidades. Todo es susceptible de mejoría.

  • Observarse en las situaciones estresantes. ¿Cómo reacciono? ¿Por qué reacciono? ¿Mis reacciones ayudan a mejorar la situación o la empeoran?

  • Dejar de culpar a los demás y responsabilizarse de sí mismo. Se trata de evitar las autoexcusas y las justificaciones, aceptar nuestra parte de responsabilidad en lo que ocurre y enmendar aquello que hemos hecho mal.

  • Observar cómo los propios comportamientos y palabras afectan a los demás. ¿Positivamente? ¿Negativamente? Pensar cómo se sentiría uno mismo en esa situación.

  • Aprender de los errores. Porque de cualquier situación, por dura o negativa que sea, lo mejor que se puede extraer es experiencia. Aprender de uno mismo evita caer una y otra vez en los mismos comportamientos.

  • Dejar el pasado atrás. Los errores son grandes maestros.

  • Aprender y trabajar sobre las emociones para ser adultos con capacidad de enfrentar las dificultades, los retos y reinventarse de ser necesario.

  • Aprender a ser asertivos, expresar las propias emociones con criterio. Se tiene el derecho de decir lo que se siente, pero se tiene el deber de reconocer si es el momento apropiado para el otro.

  • Saber decir “no”, poner límites y hacerse valer cuando la situación lo requiera.

  • Pasar tiempo con personas no tóxicas. Esto oxigena y permite crecer.

Entre 5 y 20 puntos


Bajo control en el área de la inteligencia emocional: es importante analizar sus comportamientos y conductas, sea honesto consigo mismo. El tener un bajo nivel de control emocional puede traer problemas a nivel personal, social y laboral, entre otros. Esta habilidad se puede desarrollar y mejorar. Trate de pensar antes de actuar, tome el control de su vida.

Entre 21 y 35 puntos

Control de la inteligencia emocional variable: a menudo consigue controlar sus emociones, pero podría perder el control bajo situaciones difíciles. Observe sus actuaciones e identifique qué las desencadena. Evite las justificaciones y tome la responsabilidad de sus acciones.

Entre 36 y 50 puntos

Control constante de la inteligencia emocional: sabe reconocer y controlar sus emociones, se adapta a su entorno, manifiesta empatía y reacciona adecuadamente en la resolución de conflictos. Conserve el equilibrio, persista en la autorreflexión y continúe su proceso de autoconocimiento y reconocimiento hacia los demás.

Hay que enseñarle a los hijos a ser inteligentes emocionalmente, a reconocer las propias emociones y sensaciones, a controlarlas, automotivarse y reconocer las emociones en los demás y sus reacciones.

¿Conocía esto de la inteligencia emocional?, ¿cómo cree que lo puede poner en práctica en su vida?

Fuente: Piedad Garizábal Carmona. Psicóloga.

ago. 03
Adicción a los dulces

¿Qué pasa cuando comemos dulces?


El cerebro identificó que comer, igual que tener sexo, era algo bueno para la supervivencia y para que siguiéramos buscando alimentos creó el circuito de recompensa: cada vez que se hace algo bueno, como comer, el cerebro libera dopamina, es decir, que nos recompensa con placer. Mucha dopamina antagoniza con la adrenalina, de forma que la persona se siente, además, más tranquila.

Esto pasa cuando comemos carbohidratos simples: el hipotálamo se activa, envía señales a diferentes núcleos del cerebro, que, dependiendo de lo que se consuma, activa determinados receptores y libera dopamina, la hormona del placer. También envía mensajes a la corteza prefrontral del cerebro donde se activa el deseo de volverla a obtener o se va para el hipocampo, el centro de la memoria, donde queda guardada como placer, y así, cada vez que lo recordamos, regresa el deseo de obtenerlo. Hay personas que tienen más afinidad por la cocaína, otras, más afinidad por la heroína o por el alcohol, y otras, más afinidad por el azúcar.

Adicción fisiológica o psicológica


Es fundamental diferenciar qué tipo de adicción es porque el tratamiento es distinto.

  • En la adicción física el tratamiento es evitar completamente la sustancia o elemento adictivo: eliminar azúcares simples y harinas refinadas de la dieta. El cuerpo hará poco a poco un proceso de desintoxicación y la necesidad física por la sustancia desaparecerá, pero como en el caso del alcoholismo y otras sustancias adictivas, se pueden presentar recaídas.

  • La fisiología también tiene todo que ver en el hiperinsulinismo. Algunas personas con ovario poliquístico o con sobrepeso/obesidad y con alto consumo de carbohidratos presentan una mayor producción de insulina (hiperinsulinemia), que hace que sientan avidez por el azúcar. Los niveles altos de insulina tienden a producir niveles bajos de azúcar y eso hace que la persona busque carbohidratos en su alimentación. Al bajar el hiperinsulinismo por medio de dieta, actividad física, mejorando la cantidad de masa muscular que hace que la resistencia a la insulina disminuya y a veces a través de medicamentos como la metformina o la tiazolidinediona se reduce el craving de dulce.

  • La adicción psicológica es más compleja y tiene que ver tanto con lo social como con lo conductual, los hábitos aprendidos, la personalidad, el entorno, la familia y ante todo, la intención de la persona que muchas veces requiere no solo un tratamiento con ejercicios, dieta y medicamentos, sino con psicoterapia, terapia conductual y algunas veces con medicamentos psiquiátricos.

Muchas de las personas con obesidad aducen que comen por ansiedad. Sin embargo, al evaluarlas, casi ninguna tiene realmente síndrome de ansiedad, sino niveles muy altos de adrenalina por el estilo de vida que llevan: mil cosas por hacer, mil cosas por resolver y retos de todo tipo.

El cerebro se encuentra programado para liberar adrenalina cuando está en peligro, cuando tiene algo para resolver, pero no diferencia lo que es de supervivencia y lo que es una amenaza subjetiva. Los niveles de adrenalina demasiado altos y continuados son dañinos para la salud y por lo tanto intentamos, inconscientemente, bajarlos, buscando algo que genere dopamina y que nos tranquilice. Lo más fácil, lo más barato y lo más a mano para brindarnos satisfacción y disminuir esa sobredosis de adrenalina es la comida, con las consecuencias para la salud que puede traer.

Psicológico, emocional y físico van de la mano y un programa para bajar de peso o una adicción al dulce deben realizarse con un trabajo integral.

El papel de la dieta


Una dieta para bajar de peso debe estar fundamentada en el principio de que se tiene que comer menos de la necesidad calórica diaria, para así entrar en un déficit y que el organismo comience a gastar las grasas acumuladas. Si se quiere bajar de peso, se requiere un régimen alimentario y ejercicio.

Esto no significa que debamos pasar hambre. Una buena dieta ayuda a consumir las calorías necesarias, evitar excesos y no sentir hambre ni compulsión, para poder mantenerla en el tiempo y lograr el objetivo que se desea. La cuestión es que una dieta por sí misma no hace el truco, se requiere un cambio en el estilo de vida que incluye un cambio en el estilo de alimentación.

En el caso de las dietas bajas en carbohidratos:

  • Eliminar bebidas azucaradas, azúcares y harinas refinadas y evitar la adición de azúcar a jugos, cafés o tés.

  • Cambiar a una dieta balanceada con muchas frutas, verduras, proteínas y carbohidratos complejos con fibra como papas, yucas, arroz, granos y tubérculos, que no tienen los mismos efectos adictivos, y un poco de grasa de buena calidad que dé saciedad para que sea un cambio de larga duración y no otro intento fallido.

¿Qué es el craving?


Es un deseo apremiante, urgente e irreprimible de consumir algo que lleva en la mayoría de los casos a una pérdida de control. Es uno de los síntomas más importantes en la adicción a la comida y se ha encontrado que está presente entre 5% y 10% de las personas que no tienen sobrepeso, hasta 25% en personas con sobrepeso/obesidad y entre 35% y 50% en pacientes bariátricos o que presentan atracones.

La compulsividad con la comida tiene un alto componente psicológico y emocional, debe ser tratada de forma multidisciplinar por psiquiatra, nutriólogo o nutricionista y a veces requiere terapia psicológica o conductual.

Si tiene algún consejo para controlar la adicción al dulce, compartánoslo.

Fuente: Sandro Gómez Maquet. M. D. Nutriólogo.
Pablo Gómez Gómez. M. D. Psiquiatra.

1 - 10Siguiente
Acerca de este blog
No, en realidad esta no es mi foto. Todavía no actualicé esta sección. Sin embargo, es bueno saber que alguien está leyendo cada palabra. ¡Gracias!